INICIO QUIENES SOMOS CATALOGO NOVEDADES CONTACTENOS EVENTOS

Importancia del uso de termómetros

Muchas veces nos sentimos enfermos y nos ponemos la mano al rosto para constatar nuestra temperatura y hacemos lo mismo con nuestros niños. Sin embargo, éste método no es confiable y en muchas ocasiones se requiere el uso de un termómetro, especialmente con los niños. Cuando un niño está enfermo y tiene peligro de fiebre, es importante poder hacer una curva de temperatura diaria, es decir, registrar por horas las variaciones de temperatura. Este registro debe mantenerse anotando los grados de fiebre del niño.

¿Qué es la fiebre?

La fiebre no es en sí una enfermedad, si no una respuesta del organismo ante una situación anormal en el cuerpo. La fiebre en niños es frecuentemente causada por una infección. Algunas otras causas comunes de fiebre son la deshidratación, el exceso de ropa, reacción a medicamentos, alergias y muy ocasionalmente, algunos tumores.

¿Cuál es la temperatura normal?

La temperatura normal varía con la hora del día, con el sitio en donde se toma y con el ejercicio o las emociones. Así, durante la mañana suele ser ligeramente más baja que en la tarde. Con el ejercicio la temperatura aumenta, por lo que es recomendable usar ropa fresca en estas ocasiones. La temperatura oral normal varía de 36 a 37.5 ºC y la rectal puede llegar hasta 37.8ºC.

Es importante leer la columna de mercurio antes de usar el termómetro. De esta forma se puede constatar que esté por debajo de los 35 grados Celsius. Al guardar el termómetro, éste debe estar seco y siempre higiénico por lo cual es importante lavarse las manos antes de cada uso.

Una de las causas más frecuentes de consulta al pediatra es la presencia de fiebre en los niños. Eso hace que el tema sea importante, por lo que es necesario aclarar algunos conceptos.

¿Cuándo consultar?

Existen varios aspectos que ud. debe valorar para decidir si consulta o no con su médico. En primer lugar, debe considerarse si el niño se ve bien a pesar de la fiebre, si está contento y con apetito; es muy poco probable que un niño que se vea bien presente un cuadro serio. Por el contrario, cuando la fiebre sea muy alta (más de 39.5ºC), cuando se trate de un recién nacido o un menor de tres meses, cuando la causa de la fiebre no sea clara o se prolongue por más de 24 horas, o cuando se acompañe de otras manifestaciones, tales como palidez, confusión mental y convulsiones, es necesario que consulte con su médico para que decidan lo más apropiado para sus hijos.

¿Qué hacer?

Tan importante como conocer las medidas útiles, es conocer las inútiles o peligrosas. Entre estas, citaremos tres medidas que deben evitarse. 1.- No use nunca enemas de agua helada, por el riesgo de una intoxicación hídrica. 2.- Nunca use baños de alcohol, ya que este puede absorberse por la piel y provocar lesiones muy graves. 3.- No use ningún medicamento en niños que contenga aspirina. Si sigue estos consejos, habrá dado un paso muy importante en el tratamiento de su hijo.

Pero , qué hacer? En primer lugar, mantenga al niño con ropa muy fresca, lo que favorece la pérdida de calor; no se angustie por la fiebre, recuerde que puede ser útil para el organismo; mida la temperatura con un termómetro, no con la mano. Si la temperatura es menor a 38.5ºC, y el niño no presenta dolor o molestia, lo mejor es simplemente observarlo. Si la temperatura es más alta y se considera necesario bajarla para que el niño se sienta mejor, coma más, esté más tranquilo, o para disminuir el riesgo de convulsión por la fiebre, puede utilizar los baños de esponja, humedeciéndole la piel de las extremidades y el tronco con AGUA AL TIEMPO O LIGERAMENTE TIBIA. Si usa agua muy fría puede provocar mayor calofrío y obtener así el efecto opuesto.

El medicamento más útil para el control de la fiebre es el acetaminofén, con la ventaja que es además analgésico. Sin embargo, si se abusa de él excediendo la dosis recomendada, puede ser tóxico para el hígado. Además, con la fiebre los niños pierden más líquidos, por lo que es necesario aumentar la ingesta de los mismos.

Recuerde siempre que la fiebre es solo un síntoma, que nos está indicando la presencia de un problema, que es un signo muy valioso y de algún beneficio para el organismo, siendo entonces más importante conocer la causa que bajar la temperatura



Trabaje con NosotrosDistribuidores
Development by CADES  -   Design by Andrea Asín|Webmail| Visitante # 50866